Volver Menú

Omar Gatica      Oleo sobre Tela        140 x 170 cms

FOBIA SOCIAL
Dr. Alejandro Gómez


El fóbico social tiene un sentido desmedido de la vergüenza. Teme verse colocado en situaciones de exposición a otros, en que pueda ser criticado o humillado, por lo que intenta en lo posible evitarlas, aún en su propio desmedro. Tanto sobrevalora la crítica ajena como subvalora sus propias capacidades. Es hipersensible a la crítica, cuyos efectos serían devastadores. Por esta razón entra en situaciones sociales con una elevada ansiedad.

El fóbico social anticipa la catástrofe, y aprehensivamente busca en su propio cuerpo señales de ella. Teme que su ansiedad pueda ser percibido, por lo que una sensación (de rubor por ej.) puede desencadenar una verdadera crisis de angustia. El fóbico social teme al temor

El fóbico social probablemente presentaba rasgos de timidez en la infancia, o carecía de habilidades sociales. A partir de una experiencia traumática vivida en la niñez o adolescencia, su timidez se acrecentó adquiriendo la característica evitacional propia de lo fóbico. Es posible que los padres hayan sido experimentados como sobreprotectores y a la vez fríos, o quizás por diversas razones no fueron modelos o imágenes apropiados.