artistaHace cuarenta años, el pintor Mario Castro-Hansen, partió a Europa en viaje de luna de miel de la cual nunca volvió, más que para pasar breves temporadas en Chile. Se estableció en París y a través de su pintura se ha relacionado con personajes como Francis Bacon, Dalí, Picasso y el mismo presidente de Francia, Jacques Chirac, entre otros. Conocido por sus interpretaciones de la obra más conocida de Leonardo Da Vinci, la Gioconda, este artista dice que su edad no está alejada de los 7 mil años, porque ha vivido muchas vidas. Asegura que todo arte es una necesidad de exprimirse. "No puedo vivir sin decir lo que pienso. ¿Por qué? Simplemente, porque todo arte es verdad, como dijo Platón 'la belleza es la luz de la verdad', los artistas hacemos la belleza que es la luz de la verdad y es ésta que obliga a un hombre a hablar. Los silenciosos son siempre los grandes mentirosos, los que hacen los negociados", dice Castro-Hansen a la periodista Francisca Celedón B. de la publicación electrónica El Periodista.

Conozca la entrevista completa