que luego recreaba en sus cuadros y tapices, rodeados de semillas, piedrecitas, hilos de oro y otros objetos nobles que recolectaba en sus paseos por el campo y la ciudad, por otros países y lugares