portada      
1

Nunca antes se había visto antes en Chile, y particularmente en su capital, un grupo tan grande,

relativamente hablando, de personas que solicitacen ser perpetuadas por medio del pincel.