JUEGOS DE LUZ Y SOMBRA


EXPOSICIÓN   TRAYECTORIA

Tú que separas y que atraes en giro mudable como el mar sin centelleo,
súbito espejo en que mi rostro miro mezclado a lo que a través veo.

Rainer María Rilke

Desde el interior, una mirada absorta cruza el umbral de la ventana. Afuera las ramas desnudas comunican reflejos del paisaje. Naturaleza que recuerda el frescor de aquellas largas tardes en zonas septentrionales; a la espera de un sigiloso copo de nieve o al cautiverio de un rayo de luz que produce placer en el rostro entumecido.

Entonces Patricia Nieto, toma su mirada nuevamente al interior, donde prepara el vetusto cobre para la calcografía. En ésta reaparece, diáfana y sensible la naturaleza. Los blancos integramente trabajados traman la estampa en centenares de agujas que destellan en una variedad de matices. Cuando la luz merma y los días se oscurecen más temprano, la artista se recoge en impresiones de interiores de íntima atmósfera.

Su obra, por momentos, trasciende formas enigmáticas que junto a la luz tenue captada por ella, disuelven los cuerpos, fundiéndolos con el espacio, creando así en un resuelto claroscuro, remotas escenas de un ambiente místico.

Ricardo Loebell
Escritor y Académico en Filosofía y Estética

Se cerró el sol
se cerró el sentido del sol
se iluminó el sentido de cerrarse
(Alejandra Pizarnik)