UNA GRAN VERDAD:

Roberto Parra, creador e intérprete de las celebérrimas cuecas choras: "El chute Alberto", "Las gatas con permanente", "Tengo una mina en el Mapocho" que hicieron furor en la década del sesenta, es hermano de Violeta y Nicanor Parra, folklorista y antipoeta chilenos respectivamente. Es el menor de los tres, aunque sólo en edad. Con la Negra Ester, su único libro publicado Roberto se sitúa -cuando menos- a la altura de sus hermanos mayores. Lo que no es poco decir, ¡Caramba!

Una pequeña advertencia:
Violeta y Nicanor, representan el campo y la ciudad, respectivamente. La Viola, quedará como la expresión máxima de la poesía rural chilena. Y don Nica, como el señor Corales de la maffia de cuello y corbata ¿verdad?. O no, dicen Uds....

Por su parte el tío Roberto, opera de hecho en los bajos fondos -en el barrio chino de la palabra hablada- al margen de toda convención policial o académica. Por favor no se le exija cédula de identidad ni RUT. Es un producto de San Pablo abajo. No tiene sus papeles en orden.

Adelante Tío Roberto.

Nicanor Parra